¿Estás empezando a diseñar tu jardín y no sabes por dónde empezar? No te preocupes, es normal sentirse un poco perdido. No es fácil distribuir el espacio de manera adecuada, hacer que sea disfrutable durante todo el año y que a la vez sea fácil de mantener. No es un proceso sencillo, por eso, en Irel Studio te enseñamos cómo hacerlo sin complicaciones. 

¿Cómo diseñar un jardín con piscina?

Te guiamos en el diseño de tu jardín. Sigue todos nuestros consejos para tener y mantener tu jardín siempre en buenas condiciones para recibir amigos y familiares en casa, y estar en un espacio único y perfecto para el descanso y la desconexión. 

Dónde ubicar la piscina

La piscina es el elemento más importante y destacable de tu jardín, por lo que es importante situarla de manera estratégica. La referencia debe ser la luz solar. Construye tu piscina en el lugar del jardín donde mayor tiempo dé el sol. Puede que te preocupe que en verano sea demasiado intenso, pero justamente eso es lo que la hace ideal. ¿A quién le apetece un baño de agua fría pudiendo tener una piscina donde relajarse con el agua a una temperatura agradable durante todo el día? La elección de la ubicación puede marcar la diferencia. 

Otro factor muy importante a tener en cuenta son los árboles y plantas alrededor de tu piscina. Los árboles con fuertes raíces pueden ser un gran problema para tu jardín, por lo que procura separarlos al menos 5 o 6 metros de la piscina para evitar problemas en un futuro. Si las raíces son muy fuertes pueden llegar a dañar el pavimento de tu piscina. Para ello, te recomendamos que pongas árboles y plantas con raíces que crezcan hacia abajo y no de forma horizontal, ya que buscarán siempre el abundante agua de tu nueva instalación. 

Por otra parte, tener árboles y plantas cerca de la piscina puede llevar un mayor mantenimiento, recogiendo hojas caídas en ella, por lo que te recomendamos plantar árboles de hoja perenne. También es recomendable plantar variedades autóctonas, ya que se desarrollan y se adaptan mucho mejor al entorno. Además, esta variedad de árboles no desarrollan de forma tan frecuente enfermedades y problemas de plagas. 

Piscina de una villa de lujo y una bañista sentada en el borde

Dónde situar la barbacoa

Tener una cocina en el exterior es todo un lujo. Si te gusta recibir invitados a casa, te recomendamos situar tu barbacoa cerca de la zona de reunión, de esta manera será más cómodo para todos. Además, para evitar que la casa se llene de olores y humos, sitúa este rincón al fondo del jardín. Recuerda que no es lo mismo una cocina de exterior que una convencional, por eso, te recomendamos que también visites nuestro post sobre tipos de encimeras para cocina.

Para seleccionar la barbacoa más adecuada para tu jardín, deberás tener en cuenta las dimensiones de este y tus necesidades. Elige entre una barbacoa de obra o una portátil. Normalmente, estas últimas serán más cómodas para jardines pequeños  ya que aportan una mayor flexibilidad,  permitiéndote desplazarlas según el espacio disponible o las necesidades del momento. Además, tienen la ventaja de poder almacenarse fácilmente cuando no se usan. Por el contrario, si prefieres una barbacoa de obra, te aseguras de que la durabilidad y resistencia sea mucho mayor, ya que están construidas con materiales como ladrillo o piedra, lo que les permite soportar mejor las condiciones climáticas adversas. Además, podrás integrarlas en el diseño de tu jardín y darle un mayor valor estético. 

¿Qué pavimento es el mejor?

Escoger un pavimento adecuado es clave para tu jardín. Prioriza la seguridad con superficies antideslizantes, especialmente si hay niños pequeños en la casa. También es importante que sea fácil de mantener y limpiar, considerando el clima y el uso frecuente. Una idea creativa es combinar distintos tipos de pavimentos en diferentes áreas del jardín para dar un toque único y definir espacios, como por ejemplo la zona de descanso, el comedor exterior o la piscina. 

Si prefieres un aspecto más natural en tu jardín con piscina, una buena opción es crear áreas de césped, ya sea natural o artificial. La mejor alternativa, si no quieres que tu exterior te quite mucho tiempo, es el artificial, pero el césped natural aporta mucha más frescura y naturalidad al jardín.

Mesa de jardín con comida y seis sillas

Dónde situar la sombra del jardín

Es esencial que tu exterior con piscina tenga zonas de sombra, especialmente para los meses de verano. Una de las mejores opciones para situar correctamente la sombra es en las zonas de descanso y reuniones, de esta manera, será perfectamente soportable y agradable de disfrutar en las horas más calurosas del día. 

Puedes optar por muchas opciones de sombra. Una de las más elegantes y que aporta un mayor valor estético es un porche, ya que le da continuidad a la casa y crea un equilibrio entre ambos espacios, la casa y el jardín. Además, también te podrá servir para los meses de invierno, incluyendo ventanales que se puedan abrir y cerrar según tus necesidades. 

Una opción muy común es incluir una pérgola, ya sea de madera o aluminio. Si incluyes una de estas, contempla la opción de poner un techo retráctil o una pérgola bioclimática, donde podrás abrir y cerrar el techo según tus necesidades de sol en cada momento. 

Incluir toldos es una buena idea, situándolos en los lugares donde quieras tener mayor sombra. Podrás regularlos según la cantidad de sombra que prefieras. Además, podrás elegir entre una gran variedad de colores y texturas e incluso combinarlos entre ellos. 

La opción más clásica y decorativa es la elección de árboles y plantas que puedan proporcionar sombra a tu espacio. No solo ofrecen sombra natural, sino que también añaden un toque verde y fresco a tu jardín. Puedes elegir entre una variedad de árboles de sombra, como los frondosos y de crecimiento alto, que son perfectos para áreas amplias, o arbustos más pequeños para espacios más limitados.

Terraza con pérgola de tela y mobiliario de jardín.

Decora el jardín con los mejores detalles

Lo que realmente aporta ese toque de personalidad y atractivo a tu jardín es la decoración que elijas. Por lo tanto, elige bien los elementos decorativos que quieras incluir en tu exterior para que haya una sintonía perfecta y refleje tu estilo personal. Una decoración bien pensada crea un ambiente acogedor y personalizado. 

La iluminación es esencial 

Para disfrutar de tu jardín con piscina y barbacoa a cualquier hora, es importante contar con una buena iluminación. Primero, asegúrate de iluminar la piscina. Esto es vital para la seguridad, especialmente si hay niños pequeños, y para poder usar la piscina por la noche sin problemas. Además, unas luces en la piscina no solo hacen que el lugar sea más seguro, sino que también lo hacen más agradable y le dan un toque especial. 

En segundo lugar, incorpora luces alrededor del jardín para alumbrar la zona. Una de las mejores opciones son las luces solares. Estas se cargarán durante el día y se encenderán automáticamente al anochecer. Son ideales para senderos, bordes de jardín y áreas de estar. Otra opción es incorporar luces LED de exterior, perfectas para ahorrar energía y muy duraderas, perfectas para iluminar árboles, arbustos, fachadas y caminos. También puedes optar por una opción clásica pero útil: las farolas. Y por último, si quieres incluir luces más decorativas, prueba con las guirnaldas de luces para crear un ambiente más acogedor. Podrás colgarlas en pérgolas, árboles o a lo largo de vallas. 

¿Qué textiles elegir?

La selección de textiles es esencial si quieres darle un toque especial y personalizado a tu exterior. Opta por incluir textiles con diferentes texturas y colores. Atrévete a innovar y experimentar nuevos patrones. Sin embargo, es importante elegir materiales específicamente diseñados para exteriores, que sean impermeables y resistentes, para asegurar su durabilidad y resistencia.

Siempre te recomendamos, que aunque estos textiles sean diseñados para exteriores, los guardes en un lugar donde no se dañen, para prolongar su vida útil y mantener su calidad y apariencia durante más tiempo.

Los mejores textiles para tu jardín son el olefin y el polipropileno, ya que son materiales sintéticos que resisten muy bien al moho y la humedad, y además se secan rápidamente, lo que los hace perfectos para cojines y tapicerías. Si prefieres un material que sea fácil de limpiar, te aconsejamos el textilene. Y si quieres combinar las propiedades de ambos tipos de textiles en uno mismo, la mejor opción es la tela de vinilo. 

Elementos decorativos para exteriores

Al igual que decoramos el interior de nuestra casa para reflejar nuestro estilo personal, también podemos hacer lo mismo con el jardín. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los elementos decorativos para exteriores deben ser más resistentes. Opta por decoraciones que puedan soportar condiciones climáticas variables, como el viento, la lluvia y la exposición al sol. Elige objetos que no sean frágiles para evitar roturas, como esculturas de metal, cerámica de alta calidad o decoraciones de piedra. 

Una jardinera colgante es el elemento decorativo perfecto para no ocupar espacio en tu exterior. El único inconveniente es que deberás cuidarlo para que luzca perfecto, pero es un gran elemento decorativo natural. Una fuente de agua, también puede añadir un toque relajante con el sonido del agua. Hay opciones para todos los tamaños de jardines. 

Las plantas en macetas decorativas también pueden agregar color y vida. Recuerda, al decorar tu jardín, el objetivo es crear un espacio acogedor y atractivo que resista el paso del tiempo. 

Incluye mobiliario 

Para mejorar tu jardín, selecciona muebles exteriores que combinen comodidad y estilo, como sillas, mesas, hamacas y bancos. Crea un área acogedora para reuniones con amigos y familiares, equipándola con cómodos sofás y sillones de exterior, centrados alrededor de una mesa elegante. También podrás instalar hamacas cerca de la piscina dedicadas al descanso y la relajación, para aprovechar al máximo los días soleados. Estas zonas bien definidas no solo mejorarán la funcionalidad de tu jardín, sino que también lo convertirán en un espacio más atractivo y acogedor.

Jardín de una villa con toldo

Mantén tu privacidad

Si quieres proteger tu privacidad de las miradas de tus vecinos, tienes varias opciones prácticas. Una de las opciones más baratas y comunes son las vallas. Las podrás elegir en el material que prefieras ya sea madera, metal o incluso bambú. Si prefieres algo más natural, los setos y arbustos añaden un toque verde y decorativo al espacio. 

Otra alternativa es incorporar un muro de piedra, ladrillo o madera, que requiere menos mantenimiento. Todas estas opciones te ayudarán a crear un espacio privado a tu gusto. 

Incorpora estos consejos en el diseño de tu jardín con piscina y barbacoa para crear un espacio exterior que no solo cumpla con tus expectativas, sino que las supere. Nuestros consejos están diseñados para ayudarte a lograr ese equilibrio perfecto entre entretenimiento y descanso, haciendo que tu jardín sea el lugar ideal para disfrutar solo o en compañía. Y ya sabes… si necesitas ayuda, en Irel Studio ponemos a tu disposición todo nuestro conocimiento en la decoración de este tipo de espacios del hogar. Juntos, haremos que la casa de tus sueños sea, en poco tiempo, una realidad.